Mal partido ante el Cana Rural Atlético Benavente FS, que en tan sólo tres minutos ya se ponía 3-0 en el marcador con tan sólo tres llegadas bien resultas por el mostoleño Ibarra y por Niebla. 

Malísimo arranque de los de Santa que no se sentían cómodos y que todas las buenas sensaciones que habían transmitido en los dos últimos partidos se volatizaron por completo en la pista de La Rosaleda.

Poco a poco fuimos encontrándonos en la pista, sin llegar a nuestro juego, pero mejorando claramente, creando algo de peligro, pero sin tener esa última finalización que nos volviera a meter en el partido.

A falta de tres minutos y medio Guille ponía el 3-1 y cuando pensábamos en meternos en el partido, Charlie marcaba el 4-1 que nos volvía a alejar en el marcador y a falta de diez segundos el desastre aumentaba con el 5-1.

Sólo podíamos creer en la remontada y en mejorar nuestro juego, pero no era la tarde y llegaba el sexto para el Benavente en menos de dos minutos.

A partir de ese momento sólo quedaba creer en la heroica y con juego de cinco conseguimos maquillar el resultado con tantos de Asensio, Armando y Resta.

Ahora toca curar las heridas y pensar en el partido del próximo sábado ante el Soliss FS Talavera.