No son buenos tiempos por Villafontana, el Ciudad de Móstoles FS no encuentra la fórmula para salir de un bache de juego y resultados que le están complicando mucho el objetivo de clasificarse para la lucha por el play-off de ascenso a primera división.

De los últimos 15 puntos jugados sólo se han cosechado 2, el último ante el Rivas FUTSAL en partido aplazado de la décima jornada que concluyó con el resultado de 2-2.

Era un partido importante para los hombres de Santa, tras el mal sabor de boca del encuentro en Ceuta y la ansiedad por la situación hizo mella en los primeros minutos, donde el Rivas Futsal se adelantó con tanto de Alber. Inicio nervioso que se reflejaba en las ocasiones del contrario y en la rapidez con la que el equipo se puso con cinco faltas, algo insólito hasta ahora.

Pero llego la reacción, poco a poco volvió el juego y con ello las ocasiones. Los chicos se sacudieron la ansiedad inicial y volvieron a brillar con su juego, logrando primero el empate obra del “pichichi” Carlitos, que minutos después regalaba el segundo tanto a Guille, poniendo el 2-1 con el que se llegó al descanso.

Respiraba el equipo y las pocas personas presentes en la grada, pero no se conseguía rematar el trabajo y tras iniciar muy fuertes la segunda parte con muchas ocasiones, no llegaban los goles y poco a poco el Rivas Futsal sacó su garra y fueron entrando en el partido.

Pero las ocasiones eran locales y con la falta de acierto fue también creciendo el cansancio y volvieron a subir las faltas al marcador, poniéndose rápidamente en cinco.

Y llegó la sexta y con ella el empate de Ballano para el Rivas Futsal. Volvían los fantasmas y quizás la ansiedad, pese a ello seguía empujando el grupo dirigido por Santa, con varias opciones para terminar las jugadas, pero una y otra vez se encontraban con Quiles bajo palos rechazándolo todo. Ni siquiera la superioridad por expulsión del propio Ballano, fue aprovechada e incluso pudo terminar en tragedia si un nuevo doble penalti a favor de Rivas Futsal fuese aprovechado por Rafita que de tiro bajo se encontró con una mano salvadora de Recio.

El empate deja todo abierto para la última jornada el próximo 20 de febrero, donde el propio Móstoles dependerá de sí mismo para meterse en la lucha por el play-off ante un rival directo como el Soliss FS Talavera.

Dos plazas en juego, actualmente para los chicos de Santa y para el Atlético Benavente FS y con el conjunto Talaverano y el CD Leganés FS con posibilidades.

Ahora por delante diez días de preparación, donde sin dudas habrá tiempo para analizar detenidamente la situación y trabajar la forma física de cara al resto de temporada.